viernes, marzo 28, 2014

Entrevista previa Goyo Jiménez - "En verdad, os digo"

SOY UN PRIVILEGIADO Y MÁS EN LOS TIEMPOS QUE CORREN, SI NO LE VEO ASÍ, NO ENTIENDO BIEN MI OFICIO

Bajando de un ascensor de manera impecable y con una altura que te deja el cuello con tortícolis, hablamos con el payaso, cómico y actor Goyo Jiménez sobre su nuevo espectáculo en el Teatro Alameda que estará durante todo el fin de semana. Nunca pensé que sacaría tantas conclusiones de una entrevista en un hall de un hotel, pero con Goyo ninguna charla resulta indiferente ni dentro ni fuera del escenario


P: Previamente antes de empezar, hemos estado describiendo al público y cómo os tenéis que ganar su atención y me comentas que las señoras suelen ser el público más difícil. Descríbeme a esa señora.

Goyo Jiménez: Te lo describo con una anécdota. Esta haciendo 5 hombres. com hace muchos años de animador de público y me acerqué con el micrófono a una señora y me dijo disculpe joven, yo no participo en patochadas y le dije, tampoco tiene que ser banal la conversación que tengamos, quiere que hablemos, no se, Kafka y me dijo, estaría muy bien que hablásemos de Kafka y le dije habrá leído usted La metamorfosis, me contestó que por supuesto  y yo le repliqué ¿Y El proceso y Las cartas a su hermana y América y me dijo, no, esas no y terminé pues entonces vamos a hablar de patochadas porque no tiene preparación para más. El truco del humorista es cuando juegas a algo, dar cuerda para ahorcar a la persona o ahorcarte a tí. Lo primero que tienes que hacer al trabajar con el público, es tonto yo y ríete de mí. Y una vez que te has reído de mí, ya estoy autorizado a reírme de tí.



Goyo Jiménez durante nuestra entrevista

P: ¿Como trabajas el tema de la improvisación en tus espectáculos?

Goyo Jiménez: En el caso de mi espectáculo En verdad os digo, yo desafío al público a que me digan religiones o iglesias del mundo que pudieran ser practicadas con éxito en España en masa. Y hay muchas veces que te sorprenden. Mi obligación es estar preparado. Yo siempre he concebido mi oficio como el del músico de jazz, tú tienes que tener un control absoluto sobre tu instrumento y tu base musical porque si cada día la función es igual es un coñazo. El público tiene que notar que eso está pasando para ellos en el momento y debe ser así. Nosotros ganamos un buen dinero y nadie lo niega pero lo haces porque el espectador tiene que ver eso y decir “eso no lo hago yo” y lo que es peor “eso no lo hace otro humorista”. Tienes que tener tu estilo y exige entrenarte, cuidarte y ser responsable. Soy un privilegiado y más en los tiempos que corren y si no lo veo así, no entiendo bien mi oficio.

P: Háblanos de cómo nos vas a sorprender con esta obra

Goyo Jiménez: En verdad es la forma bíblica con la que empieza sus exaltaciones Jesús. Es como una forma de decir, no ahora en serio. Me gustó eso para el espectáculo porque os hablo desde la sinceridad más absoluta que tengo y tiene que ver con un monologuista que no para de hablar. La idea del espectáculo era intentar ahondar en por qué nos hemos visto metidos en este fregao. Hay un libro de Antonio Muñoz Molina, “Todo lo que parecía sólido” que le mete un repasito a todo lo que ha pasado. Fue curioso que yo leí ese libro y estaba escribiendo el espectáculo y pensé “pues viene a ser esto en versión humorística”. Yo me voy más atrás, hago la broma de que esto empieza mal en 1942 y le meto un repaso a la historia de España rápido y analizo por qué somos como somos y esto surge de una frase de Ortega y Gasset de “yo soy yo y mis circunstancias”. Pues el análisis del espectáculo es ¿cuales son nuestras circunstancias? ¿Por qué las cosas parece que en España siempre tienen que acabar mal? Tenemos una sociedad desmembrada, fracturada y enfrentada, ricos contra pobres, poderosos contra oprimidos, ha muerto Suárez y fue el único momento en que en la historia de España se han solucionado los problemas por consenso, el resto del tiempo ha sido pegarnos tiros, enfrentamientos, golpes de Estado y jamás se ha llegado a un entente cordial, salvo en 1978. Ahora mismo estamos en esa cosa histérica de querer fracturar. En estas situaciones, no lleva la razón nadie. La razón tiene que estar compartida. Es muy difícil mantener el sentido común y el español es muy de decir que la culpa es del otro y le cuesta mucho asumir su culpa.



P: Supongo que como a muchos te ha sorprendido el éxito de “8 apellidos vascos” y quizás hemos llegado a ese punto que sabemos reírnos de nosotros mismos

Goyo Jiménez: El humor lleva muy poquito en España. Lo que mal llamamos humor es comedia. El humor es un invento anglosajón. Los ingleses tienen esa capacidad de reírse con un humor negro y aquí el humor como creación literaria es más bien reciente. El humor a veces no tiene que ver con que te estés meando de la risa, tiene que ver con que hay una reflexión sin sangre y el español es muy del calentón. Yo tengo una teoría muy personal que cuento en el espectáculo, los protestantes cuando hicieron la reforma se vieron en la obligación de leer la Biblia y de hecho, la tuvieron que traducir del latín a las lenguas comunes, aquí hemos estado dando misa en latín hasta el Concilio Vaticano II y la gente no conoce bien la Biblia. No conoce la fe en la que está bautizado y esto me hace mucha gracia porque me parece muy chocante que creamos ciegamente en una cosa de un libro que no leemos. No deja de ser un definitorio de la forma de ser de un español. Solo se mete a criticar cuando es demasiado tarde. La culpa es nuestra porque decimos los españoles son unos sinvergüenzas y unos vagos, pues entonces no te fíes de otro español que te gobierne. Somos muy peculiares y complicados, así que cuando alguien dice, la culpa es de todos, no le falta razón, puesto que todos nos hemos dejado ir y nos dejamos hacer. Mi tesis es que este es un país tan maravilloso, todo es tan divertido, que al final llega un momento que ya dice, para qué me voy a preocupar si yo tengo una vida que estoy viviendo, me centro en mi vida y en mis asuntos, yo soy yo y mis circunstancias. Lo que no se escuchó de la frase de Ortega y Gasset es que a los demás que les den por culo.

P: Y ¿por qué da la sensación que a medida que pasan los años, nos da más miedo reírnos de todo?

Goyo Jiménez: Porque la risa hace reflexionar a la gente y hay determinados grupos de poder, que están en todas partes, que les interesa que la gente no piense. Un ciudadano educado es un ciudadano libre. Si tú haces desde Antiguo que todo el mundo aprenda a leer, lo conviertes en un ciudadano más crítico. Nosotros tenemos una forma de pensar que nos ha alejado siempre de la cultura, del beneficio, de la empresa, de emprender, de trabajar, de mejorar, del esfuerzo, del sacrificio y es curioso que admiremos a Rafa Nadal y luego no nos apliquemos a nuestro día a día el esfuerzo. Somos muy de boquilla de identificarnos con los otros pero luego no nos aplicamos la filosofía de exigirnos el máximo de rendimiento en todo lo que hacemos y creo que la obligación de un buen ciudadano es dar lo máximo donde estés. Ya que estás, hazlo bien. Nos han educado como a ver si tú eres el único tonto que estás haciendo eso, que necesidad tienes, para que te metes en esos líos, no te metas tú en eso, tú asegúrate tu sueldo, venimos de esa formación y lo que nos demuestra esta crisis es que no hay nada seguro. Todo lo que era sólido, era inestable y era maleable. Espero que el aprendizaje de esta crisis sea que uno tiene que construir su propio basamento y a construirlo bien todos los días de su vida.



Goyo Jiménez durante nuestra entrevista

P: ¿Has superado tu record de dos horas y media de tu anterior espectáculo?

Goyo Jiménez: Hay días que uno está muy sueltito y se le ocurren muchas cosas. Yo tengo una marca que es The Goyo´s Jimenez Experience que si haces menos de dos horas, la gente se va ofendida. No sólo es eso, luego sales, te haces fotos con la gente, les despides con lo cual llegas a las tres horas y pico. Me encanta estar con la gente, que lo pasen bien pero me sigue chocando mucho que haya gente que quiera conocerte, tocarte y hacerse una foto contigo y que te tengan ese cariño

P: No todo el mundo realiza ese entrenamiento para que el espectáculo pueda durar esas dos horas y mediados

Goyo Jiménez:
Por eso llevo cuatro años en Madrid llenando todos los días, lo digo con orgullo pero hay que trabajarselo todos los días. La mejor democracia en la cultura es que el espectador reciba con su dinero donde va. Yo no creo en las subvenciones. Creo en las subvenciones a la gente joven o a ayudar a formarse pero creo que sobre todo, lo tienen que hacer las empresas. Yo creo que deberíamos aprender también aquí de los ingleses que sus teatros están patrocinados por grandes empresas y que la Royal Shakespeare Company estan patrocinador por la Telefónica o por la petrolera de turno. Las empresas privadas tendrían que cobrar y desgravar por este tipo de cosas. El problema de las subvenciones públicas es que al único espectador que tienes que convencer es al consejero de cultura de turno. Los mejores premios son los que concede el público. El mejor premio para uno es que a la gente le guste lo que haces y que te digan por la calle, oye estupendo. Como artista uno lo pasa mal cuando te dicen, joer vaya mierda has hecho, y me siento mal porque como artista siento que he fracasado.

No creo que esto último suceda ya que han ampliado las funciones que tenía previstas en Málaga en el Teatro Alameda.

Viernes 28 de marzo a las 21:00 horas. Precios venta anticipada 16€. El mismo día de la función 18€
Sábado 29 de marzo a las 19:30 horas. Precios venta anticipada 16€. El mismo día de la función 18€
Sábado 29 de marzo a las 22:30 horas. Precios venta anticipada 16€. El mismo día de la función 18€
Domingo 30 de marzo a las 19:00 horas.Precios venta anticipada 16€. El mismo día de la función 18€


Cuando estos artistas traspasan la barrera de la obra que promocionan y muestra su sinceridad transformada en amor a esta profesión, una no puede estar más que agradecida por conocer esas facetas diferentes que explican por qué Goyo Jiménez es único en su manera de crear humor y cómo es un ejemplo para aprender lo que es la disciplina de trabajo. Espero que tenga una nueva ocurrencia pronto para volver a crear nuestro momento de reflexión porque si con el humor también nos puede hacer pensar, tengamos humor cada segundo del día.

2 comentarios:

perzonal dijo...

Genial la entrevista a Goyo, reírse de uno mismo abre la puerta a criticar a los demás. Estoy esperando q pase por bcn Si no ha pasado ya.

Natileia dijo...

Le podrás ver con su espectáculo "Evoluzión" en la sala Barts de Barcelona del 15 al 27 de abril
http://www.atrapalo.com/entradas/evoluzion-goyo-jimenez-barcelona_e88132/
Me alegra que te haya gustado la entrevista y que me lo comentes. Gracias !