lunes, enero 21, 2008

Un crimen muy flojo


La base de una buena película se encuentra en el guión. Ese es un axioma evidente para todo director y conocedor del cine. Todo lo demás, actores, fotografías, montaje... son añadiduras que hacen que la película sea perfecta y que el mensaje que se quiere transmitir a través del guión, resulte claro y espectacular.


Ese es el fallo de Los crímenes de Oxford, por mucha buena dirección que Álex de la Iglesia emplea, imitando a su admirado Hitchcock de una manera descarada pero que le hace un bonito homenaje, y por muchas buenas interpretaciones que tenga, parte de la base de una novela muy floja, en la que personajes tópicos dejan llevar lo que podría ser una buena historia y resulta una abrumadora decepción.


Muchos escritores consideran que al público sólo se le puede ganar presentandole unas teorías iniciales de unas fórmulas a resolver, que se van sucediendo hasta llegar al clímax final, donde se resuelve todo y tras despistar al espectador con veinte mil sospechosos, al final el culpable estaba delante de tus narices. Y puede que sea cierto, pero aún así, esa historia debe tener un gancho y una consecución atrayente y sobretodo un final espectacular que no te deje indiferente.


Las explicaciones de porque se realizaron esos crímenes me parecieron flojas, los personajes tópicos como la chica enamorada del protagonista que se frusta al no conseguirlo o el alumno despechado que no fue atendido por el profesor estrella y que ahoga sus penas en el alcohol, son meros despistes insignificantes que no aportan nada y dañan la historia en general, porque te despista pero sin llegar a tener una consecuencia lógica, para resolver lo que te plantea la película.


Eso si, técnicamente es un lujazo de película, y las interpretaciones de cada uno de ellos son de libro, pero sin un buen material detrás, esto se queda vacío y en vano.


Espero que el señor De la Iglesia, vuelva va por su vena cómica e irónica de La comunidad o Crimen ferpecto, que ahí sí que luce sus verdaderas historias y sabe sacarles muy buen partido.


Leer critica de Los Crímenes de Oxford en Muchocine.net

2 comentarios:

dado-29 dijo...

Hola....y gracias por responder. Veo que los dos tratamos con el arte, aunque yo no escribo sobre ello, solo escucho (que a veces es más duro de lo que pueda parecer). Mis visitas al cine son escasas (cortesia de mis hijos), antes era diferente, pero pocas veces me iba a ver las peliculas actuales. Al lado de mi casa tengo un cine pequeñito que proyecta los clasicos, barato y con poco publico (aunque parece que no aguantaran mucho más tiempo, la omnipresente crisis...). Me he tragado TODO, los ciclos completos de Wilder, Ford,....y la gente se suele sorprender. "Son aburridas estas peliculas, ¿no?". Cosas de la epoca que vivimos.
D.

Natileia dijo...

Yo soy fiel a Hitchcock, me parece un auténtico maestro, por muy antiguo que sea. Mucha gente simplemente por lo que le han enseñado o por lo que han escuchado de la gente más cercana, o simplemente por ideas preconcebidas no se atreven a explorar otro tipo de películas que no sean las famosas y convencionales y mucho menos darle oportunidad a lo "antigüo" . Es más utilizan esa palabra como algo peyorativo, cuando simplemente refleja la época en la que se creó, nada más. Cosas como tu bien dices, de la época que vivimos.