miércoles, enero 09, 2008

La vuelta al cole

¡Que diferente resulta ahora la vuelta al trabajo comparada con la ilusión que nos hacía de pequeños la vuelta al colegio, ya ves tu, simplemente por el hecho de contarle a nuestros compañeros lo que nos habían traido los reyes y a los cinco minutos ya echabas de menos, el no hacer nada en Navidad!

Ahora resulta igual pero eliminando esa ilusión inicial, porque todo se convierte en desánimo al volver a oir el maldito y estridente sonido del despertador, por mucho que te laves la cara sigues igual de dormida hasta que no hueles y te tomas el ansiado café. Y simplemente lo único que echaba de menos de madrugar, ha sido acompañarme de la radio mientras desayuno, que es uno de los mayores placeres que os recomiendo para pasar la mañana.

Luego lo difícil es arrancar, pero una vez metida en faena ya no hay nadie ni nada que te salve, la mundanal rutina vuelve a formar parte de tu vida y sólo hay que esperar unos días para volver a convivir con ella.

Tu alivio volverá a encontrarse cada vez que llegue el fin de semana, y lo aproveches al máximo antes de que llegue el día fatídico de volver al trabajo. Una de las cosas que he encontrado para salir adelante y disfrutar de esas mini vacaciones, ha sido apuntarme a clases de salsa.

Es uno de esos sueños que me quedaban por cumplir y que tengo la esperanza de que resulte tal y como yo había imaginado, porque los sueños tienen ese peligro, de no resultar como una esperaba.

Lo de bailar salsa, me viene por la envidia que me causa el mirar a algunas personas que saben mover a la perfección su cuerpo en sintonía con la otra pareja y realizar movimientos rítmicos a la vez que muy sensuales, en los que la química y el acompañar adecuadamente a la música se convierten en elementos imprescindibles para lograr un buen baile.

Esa sincronía y esos movimientos son los que me apetece aprender, además de porque me encanta la música salsera y no puedo evitar mover alguna parte de mi cuerpo al compás de alguno de sus temas.

El día perfecto llegará cuando me encuentre en una discoteca, suene un tema salsero, mi pareja y yo con la mirada nos digamos que venga, a bailar y logramos sacar alguna sonrisa, y porque no, alguna que otra envidia en la gente que nos mire seguir los pasos y quiera hacerlo igual de bien que nosotros. Y como no, quiero un final de esos en los que se acaba en los brazos de tu pareja.

El sábado empezaré a vaticinar si este sueño se convierte en una quimera o en algo que se pueda hacer realidad...

1 comentario:

*Aleato* dijo...

Hola primitaaa :D:D, qué tal??
Bueno pues esta es la primera vez que firmo en tu arcón!!

Esque desde hace unos meses, se me quitaron todas las ganas de conectarme a internet, ni siquiera para mirar mi correo, y yo que antes era un embiciao total al messenger y al fotolog, ahora casi ni me acuerdo de que existe, pero de vez en cuando me conecto y hasta he decidio firmar en tu *arcón mágico*.

Siempre está bien tener algo en lo que escribir y compartir con los demás, y más si lo escribes tú.
Me encanta como describes todo y ya sabes que te admiro como persona.

Bueno wapa que mi barriguita está contando los días para que llegue el viernes para ir a COMER!! ÑAM ÑAM

Y con respecto a la vuelta al cole pues a mi no me ha resultao dificil, jejeje porque ya hemos cortao las clases para estudiar pa los exámenes de febrero :D

Bueno no te entretengo más, bisous pour ma grande princesse.