lunes, enero 21, 2008

El mejor remedio para devolverme la sonrisa perdida

Estos cuatro chalados de la foto son la causa de que ahora mismo, me encuentre con más energía y fuerza para seguir adelante. Y ¿por qué? Porque gracias a su espectáculo 666 que vi en el teatro el pasado domingo, consiguieron que tuviera un dolor de barriga durante toda la noche, de todo lo que me reí durante la representación.

Herederos de un humor a lo Tricicle, pero a lo bestia, quitando ese humor catalán, que queda bien pero se queda en eso, quedar bien, mientras que ellos hurgan más allá y se atreven con lo grotesto, esperpentico y logran que no puedas parar de sorprenderte con todo lo que hacen en el escenario.

Lo mejor de toda la obra, es que en todo momento, estuve inquieta por lo que pudiera pasar, porque constantemente interactuan con el público, entre ellos tienen una sincronía y una capacidad de improvisación total. Y al mismo tiempo, desarrollan un genio increible para mostrarte todas las facetas del miedo que tenemos los seres humanos, desde las pesadillas por la noche hasta enfrentarte a la silla eléctrica.

El teatro, normalmente es un gran bálsamo para despejarte del "mundanal ruido", al igual que una buena película. En este caso, lo consiguieron más que Los crímenes de Oxford, y volví a recordar porque amo tanto el teatro y lo necesito en muchas ocasiones de mi vida. Además, hacía tiempo que no disfrutaba de una obra cómica, que no tuviera monólogos¡¡¡ Que se pueden hacer más cosas para reir, aparte de los monólogos¡¡¡

Asi que me gustaría que os grabarais el nombre de esta compañía, Yllana, los realizadores de este gran espectáculo que contaran siempre con mi presencia, si deciden nuevamente visitar Málaga. Y si teneis la oportunidad de verles, no la desperdicies. Os aseguro que será dinero bien empleado.

3 comentarios:

dado-29 dijo...

Gracias por tu respuesta y perdona la falta de ciertos acentos y los articulos en mi escritura: aún llevando 18 años en España (Barcelona) sigo perdiendo algunos por el camino (aprendí el castellano de forma autodidacta, me parece comprensible algun fallito de vez en cuando...). Me alegra que te lo hayas pasado tan bien en el teatro, ultimamente nos bombardean desde los medios con los beneficios de la risa, siendo eso tan obvio desde siempre: alguien tiene que ir de listo.
Veo que estas en la otra punta de la Peninsula....
D.

dado-29 dijo...

Una cosita más: ¿me puedes explicar lo que quisiste decir con que "las zapatillas son para los vagos"? Me hizo mucha gracia esta afirmación tuya.
D.

Natileia dijo...

Era en referencia a una de las mejores sensaciones que tengo al llegar a casa que es quitarme los zapatos y que mis pies noten el suelo frio, y se espabilen después de soportar el dolor de zapatos que sufren habitualmente. Las personas que se ponen zapatillas nada más llegar a casa, es que no se fuerzas en dejar libres los pies y los acostumbran a dejar encerrados. No¡ Libertad para los pies¡

Y por cierto, si no me llegas a decir que eres de fuera de España, nunca lo hubiera adivinado, porque ni me he dado cuenta de lo que comentas de acentos y artículos, solo tengo en cuenta lo que me quieres decir.

Mucha gente escribe con palabras bonitas y no dice realmente nada, lo bueno es saber expresar lo que uno quiere con las palabras adecuadas.

Un beso y gracias por seguir abriendo mi arcón