martes, enero 29, 2008

La cosa va de relatos guays

Si, porque me reservaba este de Andreu Buenafuente, uno de mis ídolos televisivos y humorísticos. Le admiro porque sabe describir con palabras, las cosas que le van ocurriendo en la vida y en su magnífico programa, que es más o menos, el ideal que busco yo con este arcón. También me encanta la forma irónica que tiene de criticar lo que realmente nos interesa a la gente que nos gusta la televisión y que tenemos un poco de raciocinio, a la hora de pensar en las cosas que suceden en la actualidad, siempre con ese humor sutil, no se si es a la catalana, pero a mi me atrae. Y él también, jajaja.

Bueno os dejo con una de sus últimas reflexiones sobre las personas que forman parte del mundo del espectáculo y como se está perdiendo, el que una "estrella" se tenga que currar su promoción, para que la gente vaya a ver la obra o la película que esté haciendo. Eso es algo, que por mucho Oscar que se merezca Bardem, siempre criticaré. La gente por muy española que sea la peli, no tiene porque ir, si no le explican de que va, si no te molestas un poco en pasarte por los programas de televisión, hacer ruedas de prensa, vamos currarte tu promoción y no decir que el cine español está muy mal, y que la gente no va. No, perdona, la gente va si le explicas de que va tu proyecto y si le interesa.

Asi que eso, os dejo con este texto de Buenafuente, que se explica infinitamente mejor que yo.

LECCIÓN DE VETERANOS

El mundo del espectáculo pasa un momento chungo. Han cambiado los tiempos y eso conlleva una desestructuración del sector, un abaratamiento y un despiste general que yo nunca había visto. La industria discográfica se ha ido a pique.
Los nuevos grupos las pasan putas. No hay dinero para ir a la televisión y pagar a los músicos. Las novedades no lucen. El cine español sigue perdiendo espectadores y el glamour de antaño (si lo había) se ha hecho añicos.

Invitas a algunos actores y la peli tienes que promocionarla tú. ¡Acojonante! Y si encima la peli la ha pagado otra cadena, olvídate. Que se sepa que esto no pasa en ningún lugar. Es una vergüenza. Y luego se quejan si la gente no va a las salas... La tele, ni te cuento. Hay poco espacio para el talento y lo singular y casi nada de oxígeno para los creativos.

Solución : "Yo me bajo las series por el emule".
Internet ha entrado como un alien imparable en el mundo del espectáculo y eso, nosotros, lo notamos muchísimo en el programa. ¿Por qué? Porque somos lo que se dice un escaparate de dicho mundo, en clave de entretenimiento. Invitamos a los que hacen cosas de calidad y quieren contarlas, adaptándose al tono del programa.
Cada vez cuesta más, podemos asegurarlo. Por eso, quiero destacar las dos lecciones que dieron recientemente dos veteranos: Gomaespuma y Miguel Ríos. Para que tomen nota los advenedizos que buscan el éxito inmediato y vacío y ponen problemas para todo. Ese tipo de tiquismiquis que no se toma en serio la tele y los setecientos mil espectadores que van a verlo. Cierto es que la propia tele se ha ido degenerando ella misma, pero ese no es un problema de verdad, que nos lo hagamos nuestro. No me considero responsable de ello. Sigo insistiendo a las agencias de comunicación para que traigan las estrellas a la tele, como hacen en todo el mundo civilizado. Pero no tienen fuerza, ni ganas.

"Fulanito solo va a conceder diez minutos en su hotel". "Pues que se tome algo del minibar". Porque nosotros hacemos televisión y no vamos a los hoteles. Ni a a los domicilios. Ahí nos sale el orgullo de programa. Nosotros garantizamos un trato digno en plató y no pagamos. Son nuestras señas de identidad. Nuestro patrimonio.

GOMAESPUMA nos brindó la mejor entrevista del año. Con oficio, frescura y buen rollo. Un recital. Miguel Ríos se juntó con la banda y cantó un tema en directo. Con energía, entrega y complicidad. A pesar del desencanto y la desorientación del sector, seguiremos apostando por los buenos contenidos y los buenos invitados. Los que quieran venir. Los que no quieran venir, ya no son buenos invitados. Todos aquellos a los que se les caen los anillos por esforzarse un poco, no son buenos artistas. Son "pijos" del espectáculo. No lo aman. Solo lo utilizan.
GOMAESPUMA y Miguel Ríos, me demostraron que si persistes en tu ideal de programa digno, puedes recoger buenos frutos. No buscamos una gran audiencia. Buscamos una BUENA audiencia. Gente con sensibilidad y sentido común. Ahí estamos y ahí seguiremos.

1 comentario:

dado-29 dijo...

Hola.
Llevas dias sin decirme nada, ¿he dicho algo que no te gustó? ¿Desaparezco?