miércoles, octubre 17, 2007

Lo inevitable de los matrinonios


Esta película presagia lo que yo pronosticaba desde que era pequeñita sobre los matrimonios. No sirven para afianzar una relación y sólo es un mero trámite en un papel, para expresar una cosa que ya se sabe, dos personas que se quieren y que quieren pasar el resto de su vida juntas.


Matrimonio Compulsivo
vuelve a unir a dos genios de la comedia: los hermanos Farrelly, que te gusten o no te gusten sus excentricidades, hay que reconocerles su gran mérito y el gran paso que han dado para mantenerse en el mundo de la comedia y el genial Ben Stiller, que simplemente con que de rienda suelta a sus gestos e expresiones, ya tienes la sonrisa asegurada.


Pero no me quiero olvidar de una gran revelación como es la actriz que acompaña a Stiller, Malin Akerman, que forma una pareja divertidisima que despierta más de una carcajada en cada una de las escenas en las que aparece. Es un tipo de mujer cómica a la que no le da ningún tipo de verguenza en someterse a diálogos y situaciones de lo más estrambótica, con muy buen hacer y sin caer en la exageración. Es más, en momentos te despierta ternura, en otros odios y todo ello aderezado con una magnífica interpretación.


Matrimonio compulsivo
es la película ideal para evadirte de tu vida cotidiana, pasar un buen rato y sorprenderte con un final muy interesante y que para nada, nadie se espera.
Preparen sus barrigas para un buen ataque de risa.

1 comentario:

jose guillermo dijo...

Hola. Estoy creando www.disemdi.com , un periódico digital que paga según las visitas que tenga tu artículo y me gustaría que colaboraras conmigo.
Concédeme una entrevista a través de Messenger o gmail, mi correo es lonuestro27@hotmail.com. O bien mándame directamente un autorretrato escrito tuyo para colgarlo en la pagina www.wwwdisemdicom.blogspot.com donde está el mio ; conocer a Guillermo Chacón y el de los otros colaboradores.
Un saludo.Jose Guillermo.