martes, septiembre 16, 2008

El centro de atención

Hay gente que le encanta ser el centro de atención. No me refiero a los famosos que conocemos de diversos ámbitos, sino a esas personas cercanas que hacen lo imposible para destacar en todas las conversaciones a pesar de no tener ni puñetera idea de lo que se está hablando.


Sé que hay diversos casos. Pero yo os hablo de uno muy concreto. Es esa persona que no para de hablar y de hablar y que cuenta siempre lo mismo, de diferente forma y cambiando el sentido de las palabras, pero lo mismo. Y además también se caracterizan por relatar continuamente su dilatada experiencia en cada uno de los temas.


Lo que más me enrabieta es cuando tú intentas contarle algo que te ha pasado, porque tienes ganas de contarlo simplemente, y esa persona le resta importancia a lo que tú estás narrando o simplemente te suelta esa frase tajante para quitarle importancia al asunto y con la que te corta el buen rollo que tenías, quitándote las ganas de explicarle lo que estabas contando.


Eso es lo que me ha pasado hoy y es raro, porque el lunes empecé de buen humor y ya hoy martes, he tenido este bajón de ánimo que esperemos que se solucione mañana.


Y ya aprovecho para volver a recomendaros una serie que me tiene entusiasmada llamada Entourage




El de la izquierda, es Ari Gould, un irónico y persistente representante que intenta siempre con sus malas artes conseguir los mejores papeles para su actor fetiche, Vicent Chase, el actor que se encuentra más alto de la fotografía.

En Entourage podemos descubrir cómo es realmente la vida de Hollywood y los diferentes entresijos que se tienen que pasar para poder realizar y vender una película. De manera muy divertida, Vincent Chase y su séquito, formado por el rubito guapetón de la izquierda, que es Eric, su representante, Tortuga, el chico de la gorra y conocedor de todos los contactos que se pueden salvar más de un apuro y el hermano poco conocido, Johnny Chase, quién tuvo éxito en su juventud y ahora vive a costa de la popularidad de su hermano.

Los personajes son extremos pero las relaciones entre ellos hace que la serie salga muy fluida e entretenida en cada uno de los capítulos y como os decía, es también didáctica, porque te quita todos los pájaros de la cabeza de ese mundo ideal que es Hollywood.

Ellos si que merecen ser el centro de atención de este arcón.

1 comentario:

*aleato* dijo...

Heyy :) ay que ver, si esque la gente!!!!!
Pero bueno que se le va a hacer!!

Entourage es la serie de la que me hablaste, espero que sea así de buena :)
Ya le echaré un vistazo :D

Un bacio!!