martes, febrero 19, 2008

Una originalidad esperada

Un thriller musical. La primera vez que lo escuché, ya me picaba la curiosidad de saber como enfocaría Tim Burton ese género en una película con sus características. Es lo bueno de este genial director, cada vez más se atreve con nuevos retos y siempre sorprende.

Ya, desde el comienzo, sorprenden unos créditos que adelantan las sorpresas que vamos a ver durante toda la película. El color negro y el rojo serán los protagonistas de esta gran historia, en la que te metes de lleno desde el primer minuto, gracias al gran ritmo en el que se van desarrollando los acontecimientos.

Si, para algunos, los musicales no le entusiasman demasiado y huye de ellos, aquí no podrá hacer eso, porque no se entendería la filosofía de la historia sin esos enfrentamientos musicales entre los distintos personajes. Otro gran acierto: los personajes y los actores que los interpretan. Empezando por un GLORIOSO Johnny Depp, que sigue haciendo sus mejores e increibles interpretaciones de mano de la factoría Burton y que no puedes evitar, hasta sentirse celosa de su navaja por como la mira. Sus ojos te transmiten todas las emociones, hasta las más sangrientas sin pudor. Luego, una genial alocada, Helena Bonhman Carter, le sirve de paternaire perfecta para conjugar un duo asesino maquiavélico, que mezcla la dulzura de sus empanadas y lo que siente hacia Todd, con la locura entusiasmada de ayudar al barbero en su cometido. Y como no, un Alan Rickman, que simplemente con su presencia, llena toda la pantalla y ofrece un antagonista digno de esta fantástica trama.

No me quiero olvidar tampoco de lo bien cuidado que están los escenarios, la fotografía y todo ese universo que encierra la vengzan de Sweeney Todd, que únicamente bajo la batuta del señor Burton podría ser posible.

Es una lástima que en los Oscar, no se premie con la calidad que se merece a estos atrevimientos en el mundo del cine, muy esperador por espectadores como yo, que buscan que sus directores favoritos o no, les sorprendan y el señor Burton ha logrado una obra maestra con creces. Pero que le vamos a hacer, las comedias y los filmes de Tim Burton, no es que sean muy agrado de la Academia. Tendremos que darles las gracias por haber nominado a Johnny Depp, aunque sepamos que no se lo va a llevar y muy injusto que será.

Esta, a no ser que la cosa cambie que no creo, se ha convertido en mi película del año.

Leer critica de Sweeney Todd en Muchocine.net

1 comentario:

Ramón dijo...

Muy buena pelicula musical que nos recupera al Burton más oscuro, con un reparto de altura.
Para mi también es de las mejores del año, y de la filmografía de Tim.

Saludos.