martes, febrero 12, 2008

No es un país para mí


Me encanta cuando conocidos míos me dicen que el mejor cine es el de personajes y que por ello, esta película es magnífica. Pues bien, quizás tengan razón pero yo sólo me quedé con un personaje que merece la pena: Javier Bardem


Ese asesino sin escrúpulos que daba auténtico miedo con sólo mirar su sombra y que era lo único sorprendente y que te mantiene en tensión durante toda la película. Es más, es lo único que destaco interesante de la película, porque él consiguió que no me durmiera en buena parte de la historia, y que simplemente temblara nada más verle sus ojos de psicópata. Considero que es una de las mejores interpretaciones de su vida, no solo por haber dado en el clavo a la hora de darle una personalidad a este siniestro hombre, sino además porque es un cambio de registro en su carrera que le ha sentado de maravilla y que da gusto que lo haya hecho. Le he colocado, con mucha razón, en los primeros puesto de mi lista de malos maravillosos.


Por lo demás, una moraleja que no entiendo, que no logró que me interesara por ella. Un argumento débil de un hombre que casualmente encuentra un dinero y tiene a alguien que le persigue. Y sobretodo, unas escenas larguísimas llenas de poco contenido y que, en ocasiones sobraban y omitía detalles que merecía la pena ver.


Quizás el problema esté en que no soy una admiradora del cine de los Coen ni de su universo a la hora de contar historias. Mi esfuerzo hice pero no lograron que me interesara en absoluto por lo que tenía en pantalla y si porque se acabara cuanto antes.


Por sacar algo positivo, espero de corazón que nuestro Bardem se lleve ese merecidísimo Oscar, no sólo porque de verdad ha conseguido dar un salto enorme en su carrera, sino porque ya es hora que personajes malvados que dan la auténtica vida a las películas, se lleven su reconocimiento.


Leer critica de No es país para viejos en Muchocine.net

5 comentarios:

M.I. dijo...

Hola, Natalia:
No es país para viejos es un western de los años 80. Los hermanos Coen se dedican a revisitar todos los géneros para revitalizarlos, modernizarlos, actualizarlos. Hacer eso supone haber mamado mucho cine, y eso es de agradecer tal y como está el panorama actual.
Puede que la historia no vaya contigo, tampoco conmigo, y eso es lo primero que yo subrayo en mi crítica, pero ningún cinéfilo puede pasar por alto esa peculiar forma de ponerse tras las cámaras, sencillamente porque se roza la perfección, porque el cine se eleva a arte con ellos.
Piensa en una sola cosa: la cantidad de veces que este tipo de historias se han contado en el cine, y la sensación que tienes de estar viéndolo por primera vez. De pensar: ha pasado una hora, no me han contado nada del otro jueves, pero yo no puedo despegarme de la pantalla.
Vuelve a verla, y no tengas miedo de sumergirte en el universo de los Coen. Merece la pena.

Saludos.

ethan dijo...

Yo sí soy admirador de los Coen Natalia. Pero no puedo estar más de acuerdo contigo. Más o menos a la mitad de la película -cuando entra en escena Woody Harrelson(?)- no barajan bien las escenas que quieren presentar y las que quieren ocultar. Lo hacen para darle una vuelta de tuerca a la originalidad, pero, en mi opinión, fallan estrepitosamente. Una pena...

Heitor Pan dijo...

Caray, me ha llamado mucho la atención ver una estrella na más en tu crítica en muchocine.
No he visto aún la peli y no puedo opinar, pero sólo el hecho de que haya alguien llevando la contraria y con su propia visión ya me encanta, al margen de que después de verla esté de acuerdo o no.
Así que, no dudes que te buscaré a menudo para leerte.
Un saludo.

Natileia dijo...

Hombre, yo soy sincera y además no es la primera vez que me ocurre que a todo el mundo le encanta una película y a mi no haya gustado. No soy de las que simplemente porque sea un director reconocido ya pienso que sea una gran peli, a mi me tienen que seguir sorprendiendo a medida que saquen nuevos trabajos y demostrarme con cada nuevo proyecto que todo el mundo tiene razón al alabarles.

Y por mucho que los Coen hagan esa revisión de los géneros, lo cierto es que su peculiar manera de transmitirlos al espectador, no me llega y acaba por aburrirme. No hablo de la planificación, los puntos de vista de la cámara, que si que denotan la maestría que tienen dirigiendo. Hablo más que nada, de cómo cuentan la historia que no me sorprendió, ni me hizo ver algo distinto a una persecución de un asesino sobre un pobre hombre que tiene la mala suerte de toparse con su dinero.

Y pude despegarme muchos vaces de la pantalla y disfrutar de mis palomitas, más de lo que estaba viendo, excepto cuando aparecía Bardem, claro está.

Os agradezco que por fin, se cree un debate interesante a raíz de lo que publico, porque ese era uno de los objetivos fundamentales a la hora de abrir este arcón.

Gracias

dado-29 dijo...

¡Suerte y a controlar los nervios! Luego me cuentas como te ha ido...

Un beso.